9/8/10

HACIENDO LO QUE SE PUEDA (II)

Esta entrada sirve para animar a esos aficionados que viven en zonas urbanas (como la mayoría) y que no tienen posibilidad de desplazarse a sitios oscuros para hacer astrofotografía.
He tirado a algunos objetos de cielo profundo desde la azotea de mi casa, les recuerdo que tengo una espléndida farola urbana que ilumina ampliamente mi azotea y gracias a ella no tengo que encender la luz pero que me fastidia para las fotografías, hasta el infinito y más allá......;-)
He utilizado el refractor de 102 con el reductor de focal a 6,3 y la Canon 1000D, son tomas de tres minutos, porque la luz de fondo ya era demasiado con exposiciones más largas.

El seeing era bastante malo, hasta la toma de M31 que ya había mejorado un poco.
La contaminación lumínica queda patente en esta toma, pero después de los pertinentes ajustes de curvas ya mejora bastante.


Los objetos son: la galaxiaM31, el cúmulo abierto M39 y el cúmulo abierto NGC6819. (de arriba abajo)

En la toma original puede verse un viñeteo pero no es producido por el reductor de focal, es debido al filtro de bloqueo infrarrojo que era de pulgada y cuarto y se interpone en el cono de luz del reductor, es un mal menor porque si no le ponía el filtro las imágenes me hubiesen salido todavía más contaminadas.
Después de promediarlas con DSS las he tratado con curvas con PixinsightLE y he recortado para eliminar ese viñeteo, por eso no aparece.

Ánimo a todos y un saludo.

7 comentarios:

  1. Hola Juan María,

    Muy buen ejemplo. Con contaminación lumínica todavía se pueden hacer cosas. Hay que adaptarse a lo que uno tiene y enfrentarse a ello. Aunque con mucha CL se pueden hacer cosas tan interesantes como tus curvas de estrellas y planetas o fotografía planetaria con webcam.

    Una pregunta, ¿cuantas tomas has hecho para cada objeto? Y M31 parece que ha quedado muy morada.

    mucho ánimo!


    un saludo,
    Rober

    ResponderEliminar
  2. Hola Roberto:
    Siempre hay limitaciones tanto por el equipo como por el lugar pero siempre se puede hacer alguna cosilla.

    Las imágenes son el promedio de trece tomas de tres minutos cada una y sí, la verdad es que se quedó un poco morada, pero a veces empieza uno a jugar con la gama de colores y terminas por dejarlo. Inicialmente las tomas me salen muy azules ¿? y siempre tengo que ajustarlas de alguna manera, ya se irá perfeccionando la cosa.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola Juan María, pues si es algo que hacemos dia a dia, y hay que continuar y animar a la gente que no se pare....

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan Antonio ¡¡ que alegría verte por aquí ;-)

    Si, hay que animar a la gente porque cuántos más ojos seamos mirando al cielo, menos cosas se nos escaparán.
    Hay veces que uno se desanima, por el clima sobre todo, pero hay que seguir al pie del cañón.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena, Juan María. Menudas fotos más resultonas. Parece mentira que a partir de esas imágenes con contaminacion lumínica, hayan quedado unas fotos tan bonitas.

    ResponderEliminar
  6. Hola Rafa;
    La verdad es que yo no soy ningún experto en astrofotografía pero está claro que gracias a la tecnología y las cámaras digitales se pueden ajustar los niveles y eliminar, en parte, esa luz contaminante.
    De todas formas ......dónde tengamos un telescopio, haya un cielo oscuro, un olor a bosque, y buen buen bocadillo.....¡¡que se quite lo demás!! je, je, je ;-)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Para ser en cielo urbano están muy bien. Efectivamente muchas veces nos quejamos por los inconvenientes (contaminación lumínica, seeing, ópticas, etc...) y obviamos que contamos con herramientas para reducir esos problemas como filtros y programas de tratamiento fotográfico.
    Si esperamos a encontrar el lugar y la noche perfecta probablemente solo usaríamos el telescopio una noche al año...

    ResponderEliminar